Quien somos


Mi esposo, Gonzalo “Chalo” Theurel es un ingeniero civil quién ha trabajado en construcción con su padre Gonzalo Sr., desde que el tenía su licencia de manejo. A través de los años ellos dos trabajaron juntos e individualmente en proyectos de construcción de todo tipo; comerciales y residenciales.
Yo nací y me crié en una zona rural montañosa del norte de California e hice un enorme cambio en mi vida a la edad de 21 años siguiendo el amor al mar desértico. La vida ha sido emocionantemente divertida desde entonces. Sufrí un choque de culturas por un tiempo pero aprendí a amar muchas de las diferencias entre mi vida en la Baja y como vivía en Estados Unidos. Aquí he tenido la oportunidad de conocer gente quienes están en el borde de no tener nada y son muy felices. Puedo decirle, por experiencia, que los nosotros los americanos tomamos muchas cosas como hechos.
Chalo y yo empezamos nuestra relación de compañía en aventura hace casi 30 años después de conocerlo en una escuela de lenguas en Monterrey, California. Yo estudiaba español y planeaba un viaje a México con una amiga. El “estudiaba” inglés, pero creo que en realidad estaba buscando novia.
Desde entonces, hemos trabajado y manejado juntos varios proyectos incluyendo nuestro matrimonio bi-cultural, la primera remodelación de nuestro hogar, criar 3 hijos, varios proyectos de construcción incluyendo el Hotel Las Gaviotas. Hemos disfrutado de viajes por el mundo y muchos deportes de medio ambiente durante años.
En los 80’s construimos nuestro primer helicóptero en la sala de nuestra casa antes de tuviéramos muebles. En 2007 nosotros planeamos construir una pequeña pista de aterrizaje para practicar con nuestro club de pilotos y terminamos comprando un terreno, después otro hasta que tuvimos suficiente espacio para aterrizar un 747. Bueno, Bienes y raíces estaba en su auge en ese entonces, así que fuimos a trabajar y conseguimos un permiso para un aeropuerto y para planes para la comunidad alrededor de el con todas las amenidades.
El proyecto, llamado “La Paz Sky Park” (www.lapazskypark.com), mientras estuvo activo en 2008, se ha mantenido pasivo en el plano por un tiempo esperando un cambio en la economía, pero algunos inversionistas quienes confían en el futuro, están mostrando gran interés por desarrollarlo, así que nadie debería de sorprenderse si la construcción comienza pronto en una nueva comunidad alrededor de la bahía justo al norte de La Paz. Vea el link para más información.
Ahora con nuestros hijos ya grandes y fuera del estado estudiando la universidad, seguimos andando en bote, sobrevolando la Baja en un helicóptero y estamos aún en participación con nuestro club de pilotos, un club de motocicletas, y una comunidad llamada “Los Madrugadores”.
En el invierno de 2009, tuvimos la oportunidad de ayudar a nuestros amigos, Gary y Terry Marcer, a cuidar de su maravilloso Hotel “Ignacio Springs, Bed and breakfast” en San Ignacio ubicado en la parte norte de Baja California Sur. (Ver su página web en nuestros links.) Esa experiencia de cuatro meses durante la temporada de avistamiento de ballenas nos mostró lo maravilloso que era que “el mundo viniera a visitar tu hogar”. Eso fue lo que nos llevó a remodelar nuestro hogar y abrir nuestra propia posada, Posada Colibrí Bed and Breakfast Inn.
Visite La Paz y quédese con nosotros, permítanos asombrarlo con algo agradable de nuestra cocina. Platíquenos su historia durante el desayuno y trataremos de encontrarle aventuras en la Baja para usted que seguramente endulzaran sus memorias de La Paz y muy seguramente tendrá mucho por presumir por un buen tiempo.
Nuestra casa no es enorme y no es formal o lujosa, pero tratamos de mantenerla tan limpia y estéticamente ordenada como es posible. Esperamos la encuentra confortante y sean capaces de disfrutar de nuestra maravillosa ciudad; La Paz; una ciudad de la que estamos muy felices y orgullosos de llamarla hogar.

Un poco de la historia de nuestra comunidad

Nuestra propiedad fue una vez parte de una familia Orchard quienes ocupaban lo que ahora es la manzana completa. Le pertenecía a los abuelos de Chalo quienes ambos tenían extensas familias en la comunidad. Los alrededores le pertenecían a familiares, demasiados que no los podría nombrar.
El abuelo de chalo, Jorge Carrillo, estudió en Los Ángeles, California, fue el más joven de 16 hijos y tuvo 6 hijos. Un periodista, el dirigía el periódico local, "El Baja California", desde 1932 hasta 1972. Para obtener las noticias internacionales el lo escribía en taquigrafía mientras escuchaba " La Voz de América en la radio AM. Luego los empleados tenían que escribirla en las pequeñas horas de la mañana y las prensas imprimirían no en rollo, en esos días, haciendo las noticias internacionales y las locales disponibles a la gente de la ciudad y del estado.
La grande familia de Don Jorge, esta detrás de nuestra propiedad, frente a la calle madero, la dirección de la elección de las familias mas importantes en la comunidad, ellos son los dueños de las minas de oro y plata, políticos y comerciantes locales, cuyas embarcaciones compraron mercancía desde el continente y otros lugares, aquí hubo mucha demanda en el comercio marítimo internacional en los viejos tiempos, y los barcos incluso trajeron unos cuantos individuos de muchos de los mundos de los grupos étnicos, las raíces de nuestras familias Francesas. Alemanes. Italianas, húngaras, chinas etc. las embarcaciones fueron la única manera de alcanzar desde la Baja Península a otras partes del mundo sin tomar meses montando a caballo
En la calle Madero, detrás de nosotros estaba el hospital, ahora la "Casa de Cultura". La primera gasolinera, a 3 cuadras de distancia, ahora es una tienda de abarrotes con un gran vaca roja al frente y pertenece a la familia Aramburo.
Algunas de las hermosas casas de estilo coloniales de la vecindad alguna ves se descuidaron, ahora están siendo compradas y restauradas para dejarlas mejor que nuevas. Muchas de ellas son ahora restaurantes o galerías de arte. Algunas están a cómodas distancias de la Posada Colibrí y le podemos indicar cómo llegar a ellas cuando nos visite.
Hay muchos lugares de interés para ver cuando este en La Paz. La fabrica de alfarería de la familia Ibarra esta cerca. Uno de los teatros restaurados esta cerca, hay galerías y restaurants en el centro y en frente del mar. la ciudad de la paz es relativamente segura de caminar en l anoche, incluso nosotros mismos dejamos nuestro carro en casa y tomamos una caminata, seguido para llegar a un lugar, y de ves en cuando solo por placer.